jueves, febrero 18, 2010

Hoy puede ser un gran día.

Publicado por V. en 8:15 a. m. 0 comentarios

Hoy desperté con una sonrisa en el rostro, convencida de que sería un gran día. Por mala costumbre me dirigí directamente a revisar el correo, y allí sorpresivamente encontré una carta de amor. ¿Qué mejor manera para comenzar el día? Era una carta sencilla, de pocas palabras pero muchos sentimientos...es increíble como una cosa tan simple puede cambiar el transcurso de tu vida. Tras leer la carta me senté y lloré. La leí varias veces entre lágrimas, pensando mucho en el chico que la escribió, y a quien tanto quiero. Él está lejos, muy lejos...sin embargo siempre logra hacerse presente por medio de pequeños detallitos que me recuerdan sobre los dulces momentos que vivimos juntos. Lamentablemente el destino nos ha jugado una mala pasada al distanciarnos, pero yo estoy convencida que algún día nos reencontraremos para estar juntos por siempre.

Tras este emotivo reencuentro epistolar me dispuse a realizar mi rutina diaria, cuando al mirar por la ventana me di cuenta de que el sol me alumbraba con un fulgor especial, envolviéndome en todo su calor, haciéndome sentir el cariño de Dios Padre en todo su esplendor. Las rosas estaban más rojas, el pasto era más verde...y yo, yo estaba en éxtasis. Estoy convencida de que a partir de hoy todo será mucho mejor, porque "hoy puede ser un gran día, y mañana también".


jueves, febrero 11, 2010

Lo bueno y lo malo.

Publicado por V. en 12:19 p. m. 1 comentarios
Cual fénix resucitando de entre mis cenizas para integrarme nuevamente a la blogósfera, esta vez consciente de que el 2009 fue para mi un año de constante aprendizaje, de altos y bajos, penas y alegrías; un año difícil pero gratificante al fin y al cabo. Probablemente este último año he tenido más experiencias que las que haya vivido en toda mi vida y es por esto que me sorprende no haber hecho un análisis de mis vivencias a modo de rescatar lo bueno y deshacerse de lo malo. Desenpolvo entonces el baúl de mi memoria a modo de registrar mis recuerdos:

Definitivamente el plano en que más me desarrollé durante el 2009 fue en lo amoroso. Tuve la suerte de encontrar muchas personas en mi camino: algunas que dejaron cálidas huellas, otras que penetraron mi corteza dejando marcas aún en proceso de cicatrización. Aprendí que el amor es muy distinto al romanticismo, y que el romanticismo es distinto del erotismo; pero que de alguna manera todos estos están ligados dentro de una relación. Fue un aprendizaje lento y doloroso, en el cual cometí muchísimos errores...sin embargo, de nada me arrepiento puesto que gracias a ellos hoy soy una mujer más sabia.

En el ámbito laboral, aprendí a conocer mejor mis habilidades y sacar mayor provecho de ellas. Ingresé a AIESEC, organización que me ha permitido explorar mi potencial y desarrollarlo de maneras que nunca creí posibles. Hoy me veo convertida en una mujer más fuerte y decidida, con convicciones claras y dispuesta a construir un mundo mejor. También he aprendido a trabajar en equipo, ya que esto de la escritura siempre lo coloca a uno en una posición un tanto solitaria, de observadora externa. Es por ello que quizás tenía mi blog tan abandonado, ya que me atreví a levantarme de mi escritorio y salir a la calle en busca de experiencias reales, con personajes de carne y hueso, donde el sueño y las ilusiones tienen límites proporcionados por la realidad.

Y por último, el 2009 no estuvo marcado por viajes como lo fue el 2008 para mí, pero sí por relaciones interpersonales. Conocí mucha gente nueva, de todos los rincones del mundo, hice muchos nuevos amigos que se ganaron un rinconcito en mi corazón y que han aportado a convertirme en una mejor persona.

Este 2010 ha comenzado en una ebullición de actividad, con muchos nuevos desafíos por delante y con nuevas amistades que prometen ser para toda la vida. Espero que a fines de año pueda hacer un balance positivo, tanto ó más que el 2009.



 

The Marvellous Adventures Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos