domingo, noviembre 23, 2008

A menos de un mes antes del regreso...

Publicado por V. en 12:54 p. m. 0 comentarios
Es triste, realmente triste. No hace mucho estaba escribiendo sobre la ansiedad por comenzar el viaje, quizás la más grande aventura de mi vida, y hoy me veo pensando en el adiós, cuando ya va quedando menos de mes un antes del viaje de vuelta.
Por una parte estoy contenta, porque sé que he aprovechado mi tiempo al máximo y que he aprendido muchísimas cosas tanto en el ámbito académico como en lo personal. Pero también estoy triste al pensar que digo adiós a una gran etapa de mi vida en la que lo he pasado muy bien, y que lo más seguro es que no se vuelva a repetir. Al menos no con las mimas personas, ni los mismos ingredientes...por lo tanto aunque me vaya al extranjero de nuevo, las circumstancias nunca serán las mismas.
He pasado por toda clase de altos y bajos: del amor al odio y del odio al amor, de la alegría a la nostalgia y de la nostalgia a la alegría. He conocido gente por montones, provenientes de todos los rincones del mundo. He hecho amigos que no creo poder olvidar y no me he topado con nadie a quien quisiera pasar por alto. La verdad es que esta experiencia del intercambio ha sido lo mejor que haya podido pasarme en la vida y cuando ya va quedando menos de un mes, creo que tengo la suficiente visión como para evaluar el todo.
También me preocupa un tanto olvidar lo sucedido. Es imposible recordar cada uno de los momentos que he vivido aquí, los colores, los aromas, los sonidos y las voces, el ambiente y el clima..uff! Pero de seguro que las experiencias están ahí, bien impresas en la memoria y de seguro que saldrán a flote por medio de la escritura.
Bueno pues, me encuentro aquí...un poco atrapada entre la espada y la pared: entre tener que volver y no querer volver, pero al mismo tiempo teniendo las ganas de regresar a casa y reencontrarme con la familia y los amigos. Estar aquí ha sido como un sueño, un sueño que comenzó hace bastante tiempo con la inocente intención de cambiar un poco de ambiente, de ampliar los horizontes y que terminó siendo mucho más que eso. Esta experiencia me ha permitido descubrir un montón de aspectos que desconocía acerca del mundo y también reencontrarme con ciertos aspectos que desconocía sobre mi misma, como mi tendencia natural hacia la alegría y el buen humor.
Así que de la tristeza paso a la alegría, contenta de salir triunfante de lo que inició como un gran desafío y que finalmente ha sido un gran aporte para mi crecimiento personal. Así que aquí estoy, victoriosa feliz de haber tomado las decisión correcta en el momento perfecto. Y aunque como bien dije antes, "el tiempo vuela" todos los instantes que han compuesto mi estadía acá no se habrán de olvidar por mucho que la memoria traicione, por mucho que el olvido amenace con eliminar uno de los mejores recuerdos de mi vida.
 

The Marvellous Adventures Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos