jueves, diciembre 04, 2008

Remordimiento

Publicado por V. en 11:06 a. m. 2 comentarios
Escribir me relaja, y entonces cuando de verdad hay algo que me molesta lo mejor es que lo ponga sobre papel. Tengo ciertas confesiones que hacer sobre aflicciones que disturban mi mente en estos momentos: voy a cumplir 21 años.


Veintiún años de alegrías y desdichas, de errores y aciertos acumulados en un intrincado laberinto de imágenes y emociones que conforman mi vida. Llevo 21 años dando vueltas por el mundo en medio de una existencia que a veces me confunde, me sorprende, me agobia y me maravilla. ¡Qué difícil es la vida! Y qué sencilla es al mismo tiempo. Todo depende de cómo reaccionamos ante los diversos desafíos que se nos van presentando, antes como respondemos ante las eventualidades. Pero tras 21 años creo que recién me doy cuenta de que mi niñez ha llegado a su fin definitivo, a un eterno adiós en el que me veo obligada a asumirme como adulta. Y en consecuencia, tengo miedo. Porque desde ahora estaré por mi cuenta, porque desde ahora en adelante todo es absolutamente responsabilidad mía, porque con 21 años estoy vieja y hedionda...más que lista para enfrentar este abismante mundo que me rodea.


Tengo miedo. Miedo de no poder dar paso atrás, miedo de olvidar todas las cosas lindas que alguna vez me han acaecido, miedo de mirar atrás y arrepentirme de todo lo que he hecho. Es un terrible remordimiento de saber que estoy creciendo y que no hay nada que yo pueda hacer para detenerlo. Quizás, siguiendo las recomendaciones de Pirandello, deba tirar de mi "corda pazza" y pasar por alto todas estas preocupaciones para lanzarme al mundo con alegría y sin sufrimiento. Pero si es el sufrimiento lo que me hace notar lo afortunada que soy en en día a día, ¿por qué habría de evitarlo?


21 años que se cumplen en una semana desde el momento en que fue parida, veintiún años de echar raíces en este mundo cruel y despiadado, pero en el cual aún soy capaz de distinguir la belleza de las cosas simples de la vida. Y me maravillan.





 

The Marvellous Adventures Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos