miércoles, febrero 10, 2016

Proyectos 2016

Publicado por V. en 12:02 p. m. 0 comentarios
Es imposible comenzar el año sin una serie de proyectos en mente. Anualmente siempre me había dado la tarea de ponerlos en papel, creando la famosa "lista de las resoluciones para el nuevo año". Y bueno, dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces (o más) con la misma piedra, y como Albert Einstein dijo que era locura aplicar la misma solución buscando un resultado diferente, decidí...(*aumenta el suspenso y la expectación*)...¡CAMBIAR!

Tomando en cuenta que se necesita repetir un comportamiento durante al menos 21 días para que éste se convierta en hábito, he decidido adoptar una nueva estrategia que busca desarrollar mi sentido de disciplina. Por ello, busco concentrarme en un comportamiento en particular al cual debo dedicarme durante al menos 21 días (aunque en mi caso necesito de por lo menos 1 mes), hasta que éste pase a formar parte de la planilla de mis actividades habituales. Créanme: he comprobado empíricamente que SÍ FUNCIONA.

El primer experimento comenzó el año pasado con el gimnasio. Creo que ya había pagado 2 o 3 subscripciones anuales sin lograr realmente comprometerme al cultivo de un físico escultural. Bueno, no digamos que hoy en día luzco igual a una sílfide, pero por lo menos ya no soy el ser eternamente sedentario, habitante de mi cama y mi sofá. Al menos ahora soy un ser bastante más activo y saludable. Voy por lo menos 3 veces por semana y cumplo rigurosamente con mi rutina de ejercicios. Y la verdad es que, mirando hacia atrás, no puedo creer lo mucho que he evolucionado. Al principio a penas conseguía CAMINAR por 10 minutos en la estera, y hoy ya hago corridas de hasta 60 minutos. Probablemente los expertos en el tema me dirán que no es la gran cosa, pero ¡hey! no vengan a ningunearme mis pequeñas grandes conquistas personales.

Es así que ahora me he propuesto retomar la escritura por medio de pequeños ejercicios. El primero ha sido volver a escribir un diario, actividad que no realizaba desde mi adolescencia. Viendo un documental, me enteré que la Reina Victoria I de Inglaterra escribía por lo menos unas 2.500 palabras todos los días. Considerando que actualmente mi cabecita no está en condiciones de producir 2.500 palabras diarias sobre algún tema que valga la pena tratarse, he preferido comenzar de a poco (el equivalente a los 10 minutos de trotecito inicial cuando comencé a ir al gym) sin ponerme un mínimo de extensión. Tampoco me he propuesto escribir en mi diario todos los días, pero sí al menos una vez por semana. La receta es que, a penas veo que hay una idea que empieza a reiterarse en mis pensamiento, lo mejor que puedo hacer es analizarla sobre el papel. Este ejercicio se llama "journaling", y busca dejar fluir los pensamientos y la creatividad. Científicos dicen que escribir diariamente incluso ayuda a vivir más y mejor. Más adelante podré contarles sobre los efectos que haya tenido en mi vida.

Por otra parte, he retomado este blog (¡el pobrecito ha estado abandonado desde 2014! ¡Oops!) y también he creado uno nuevo, que trata sobre un tema que me fascina: comparaciones sobre mi vida en Río y mi vida en Chile. Hay ciertos temas y diferencias culturales que todavía no logro entender del todo, y espero que este nuevo espacio me ayude a trabajarlo. Si les interesa, pueden verlo en http://chilenacarioca.blogspot.com

Y como dicen que el que mucho abarca, poco aprieta, quiero limitarme a estos tres ejercicios, de forma continua y a la vez intermitente. Hay temas que son únicamente para mi diario, hay otros que quiero compartir en este blog, y hay otros que van directamente para Chilena Carioca. Mi amiga Nicole (www.viajandolento.com) dice que no me voy a dar ni cuenta cuando ya haya escrito un libro...¡vamos a ver! La motivación y el optimismo nunca me han fallado.

Otro proyecto en paralelo, y que fue en parte lo que me inspiró a retomar la escritura, fue querer leer 1 libro por mes. En la universidad me tocaba leer por lo menos 1 libro por semana, pero claro, en esa época era lo único a lo que me dedicaba. Ahora que tengo otros deberes y actividades, volveré al ritmo escolar. Un libro por mes, escribir por lo menos tres veces por semana, me parece una meta sumamente realizable.

En enero mi libro a leer fue "Mi País Inventando" por Isabel Allende. Fue ese libro que me inspiró a escribir "Chilena Carioca". Encontré que la Isabel podía explicar las cosas de forma tan simple, que me atreví a pensar que yo podría hacerlo también. Claro que ella vive en Estados Unidos, y anteriormente en Venezuela, por lo que yo tendré otras cosas para contar. También hay muchos temas en los que estoy en desacuerdo en su percepción sobre la idiosincrasia chilena, pero bueno, eso podría ser tema para otro post.

Por ahora me mantengo entusiasmadísima y completamente enfocada en estos proyectos. En 21 días más les cuento cómo me fue...¡crucen los dedos por mí!



 

The Marvellous Adventures Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos